La holografía es una herramienta de seguridad para los envases

Ya hemos hablado del holograma como el vendedor silencioso de nuestros envases en el estante, porque sus cualidades de brillo y diseño atraen la atención de los consumidores. Esta etiqueta o cualidad de los envases holográficos se ha posicionado en los últimos 5 años, pero la principal razón por la que se utilizan los hologramas en los productos es para aportar seguridad y originalidad al envase de un producto.

El holograma de seguridad es el único medio impreso que es difícil de falsificar, lo que lo convierte en el único elemento de autentificación del envase.


El holograma puede adaptarse a diferentes diseños de envase, gracias a sus tres posibilidades de material: 
  • Metalizado: Este cubre la información detrás de la etiqueta, pero la hace más visible debido a su brillo. 
  • Translúcido: este material permite ver a través de la etiqueta y se recomienda para no cubrir la información que podría ser tapada por el sello; su tono es humo. La holografía se aprecia mejor bajo la luz, pero la presencia del sello no entra en conflicto con ninguna característica gráfica del diseño de la caja. 
  • Transparente: es una sustancia que permite ver a través de la etiqueta.